Somos un colectivo de estudiantes y graduadxs de arquitectura que abordan temáticas entorno al proyecto de Universidad que queremos; a las luchas de los pueblos; al hábitat; que trabajamos, junto a los sectores populares y organizaciones territoriales, en la construcción de procesos y herramientas de organización social para la lucha por la transformación del hábitat.  Creemos que es fundamental dar este debate sobre ¿Arquitectxs para qué?  Ante una realidad que necesita que profesionales de la Universidad Pública puedan responder a todos los sectores de la sociedad, y no solo a las grandes empresas constructoras y negocios inmobiliarios.

 

AGITE ESTUDIANTIL | AGITE GRADRUADXS

Nuestra organización nació en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP, en el 2004. Germinamos de la lucha de estudiantes y docentes que en el 2001 logró impedir el arancelamiento de la educación pública. En el 2013 conformamos el espacio de graduadxs, porque vimos la necesidad de encarar organizadamente las problemáticas de docentes y arquitectxs recibidos. En el 2010 empezamos a trabajar en el barrio, construyendo junto a lxs vecinxs un centro comunitario, proceso que dio pie para la posterior conformación de Arqcom.

Somos independientes de partidos políticos y de la gestión de la facultad. Construimos para avanzar en la conformación de la universidad a la que aspiramos, que tiene que ver con una institución verdaderamente democrática, con una formación crítica, con memoria, popular y feminista; que garantice el acceso y la permanencia de las mayorías trabajadoras.

ARQCOM | Arquitectxs de la Comunidad

Surge en 2012, en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata, y es a partir del 2013, luego de las graves inundaciones que sufrió la ciudad de La Plata, que crece como espacio de formación y construcción  de otra forma de trabajar desde la arquitectura. Desde aquel episodio, se puso en primer plano las graves problemáticas que sufren miles de familias en las periferias de la ciudad.

Nuestras prácticas se evalúan en base al impacto político y social que generan en los barrios, sin buscar resultados formales o estéticos, tan arraigados en el campo disciplinar. Se entiende que la problemática del hábitat no se soluciona reparando físicamente las problemáticas de la vivienda y su contexto, sino que necesita de una sociedad activa que repiense y construya otra forma de organizarse.

Creemos que es necesario y posible transformar la realidad y nuestra facultad, por eso nos organizamos, por eso trabajamos con convicción día a día!

Si la arquitectura no sirve para generar organización popular, no sirve para nada . Fermín Estrella